lunes, 24 de mayo de 2010

Testimonio de un senderista

Patxi Olite, tafallés aficionado al senderismo, tiene un blog en el que comparte sus experiencias. 
En un recorrido que hace por el Coto Valdorba nos ofrece el siguiente testimonio:

"Conforme vas llegando al Coto vas oyendo lo que está llenando de plomo todo el término (salvo que existan cartuchos con perdigones de plástico), es decir disparos de “cazadores” que intentan abatir unos pequeños pájaros, denominados codornices, que son de granja, y que apenas pueden emprender el vuelo. Lo digo porque en la última curva del recorrido me topé con dos de estos “deportistas” que, con su correspondiente perro, que es el que se pega la paliza, intentaban abatir las piezas. Estuve, aproximadamente, 10 minutos viéndolos desde el camino. En este tiempo no andaron más de 10 metros, les salieron 5 codornices, no mataron ni una, el perro les cogio 2 a peón, y dispararon 7 tiros. Y eso que las codornices no volaban ni con motor. Como estos dos cazadores había, en una loma un poco más adelante, unos cuantos más que su única afición es disparar y disparar; no se mueven ni aunque les dispares a ellos."

1 comentarios:

Anónimo dijo...

y asi, todos los dias